UCA sin argumentos convincentes

Autor: Julio López | 17 Mayo 2017 7:45 a.m.

“En 15 días dejo de ser la directora de Radio Universidad. Solicitaron mi renuncia y pues yo firmé. No sé para dónde voy, no lo tenía previsto. He recibido tremendos golpes, pero la vida sigue”, anunció Azucena Castillo, a través de Facebook, el 15 de mayo de 2017.

Castillo dijo desconocer las razones de la Universidad Centroamericana, UCA, dueña de la emisora,  para pedirle la renuncia. "Sólo eso, me pidieron la renuncia. Y están en su derecho de solicitarla. Fueron escuetos", explicó.

Pero no pasaron los quince días. En una nueva comunicación, Castillo anunció que desde la tarde del dieciséis de mayo, ya no es la directora de Radio Universidad. “Me adelantaron la despedida, y pues gracias a todos, ésta tarde dejo de ser Azucena Castillo Directora RU”, anunció.

El pasado 3 de mayo de 2017, Día Mundial de la Libertad de Prensa, Castillo protestó en las redes sociales por la decisión de la UCA de censurar a la estudiante de periodismo Solange Saballos, quien fungiría como panelista del foro “Diálogo en Libertad”.

En el programa “En Libertad”, que era transmitido en Radio Universidad, Azucena Castillo mantenía una posición crítica.   

Ante la ola de comentarios suscitados en las redes sociales, la UCA publicó un comunicado  ambiguo, sin firma, y abierto a la descalificación contra Castillo, justificando su despido. Señala que después de un proceso de investigación y seguimiento a denuncias de “colaboradores” de Radio Universidad acerca del comportamiento de Azucena Castillo, y luego de no encontrar solución, Castillo aceptó la renuncia al cargo como directora de Radio Universidad, que desempeñaba desde 2008. No obstante, el comunicado no detalla el contenido de las denuncias ni de los denunciantes.

“No aceptamos actitudes ni comportamientos que vayan en contra de nuestros principios, entre ellos, el respeto hacia Ios colaboradores(as), en especial cuando se esté en un cargo de autoridad”, agrega el comunicado. 

Añadió que detrás de la “renuncia de Castillo no existe ningún propósito de afectar Ia libertad de prensa, ni al periodismo independiente y crítico que Nicaragua necesita”.

Al conocer el comunicado Castillo mostró su enojo, “si alguno se queja es por chamuco.
Que consulten con las compañeras, no hicieron bien la tarea”, escribió Castillo en Facebook.

Castillo cree que no fue el Rector ni la Secretaria General de la UCA, José Ideaquez y Vera Amanda Solís, quienes redactaron el comunicado. “100% segura, aunque aprobaron su publicación, error”, dijo Castillo.

En las redes sociales se ha demandado mayor transparencia de la Universidad Centroamericana, ante preguntas que el comunicado no responde. ¿Por qué y quiénes la denunciaron? ¿Cuál era el comportamiento de Azucena Castillo? ¿Qué principios de la UCA violentó al frente de su cargo? ¿Quién recibió y dio seguimiento a las denuncias? ¿Eran tan graves que no había soluciones, y si es así, por qué la UCA calló o no procedió inmediatamente? ¿Cuáles son los resultados de la investigación que hizo la Universidad?

 ¿Se puede promover la libertad de expresión con hechos como estos?